Candidato presidencial haitiano Evans Paul analiza temas de las relaciones entre Haiti y R. Dominicana

Entrevista [1]

Por José Luis Soto

Santo Domingo, 16 agosto 05 [AlterPresse] --- El candidato presidencial haitiano Evans Paul efectuó la semana pasada una visita electoral en Santo Domingo, Republica Dominicana. Durante esta visita fue entrevistado por Jose Luis Soto de AlterPresse en Santo Domingo. Analizó el futuro de las relaciones dominico-haitianas.

JLS.- Buenos dí­as Evans Paul a este diálogo con AlterPresse.

EP.- Buenos dí­as. Muchas gracias y felicitaciones por tu trabajo en AlterPresse.

JLS.- Señor Paul, como ve usted las relaciones dominico-haitianas si se toma en cuenta que en República Dominicana viven o están de paso entre 600 y 800 mil haitianos, miles son repatriados cada año y se denuncia la violación de los derechos humanos.

EP.-Normalmente los haitianos que vienen aquí­ (República Dominicana) vienen por un empleo. A mi gobierno lo que más le interesará es la creación de fuentes de empleos en Haití. Mi prioridad será la zona fronteriza porque desde esta zona es que vienen a Dominicana la mayorí­a de los haitianos, por ello es que estamos trabajando con los inversionistas haitianos y dominicanos para que juntos ellos y nosotros podamos crear más y más empleos en la zona fronteriza. Estoy de acuerdo con la creación de zonas francas bilaterales y también en esas zonas francas hay que crear las ciudades de obreros. Por ejemplo en relación a los bateyes hay que mejorar las condiciones de vida de los obreros en esas ciudades. En Resumen hay que crear la esperanza en Haití mismo no en la República Dominicana.

JLS.- Que tipo de inversión se propone incentivar en la frontera y cuales son los inversionistas extranjeros.

EP.- Naturalmente en la frontera estarán los inversionistas extranjeros. Primeramente favorecemos que los inversionistas sean dominicanos. Ya he hablado con muchos de ellos. Están muy interesados en invertir en el desarrollo fronterizo.

JLS.- Su opinión más concreta señor Paul sobre las repatriaciones de miles de haitianos que lleva a cabo el gobierno dominicano y que se propone hacer en caso de ganar las elecciones y convertirse en Presidente de la República.

EP.- Es un tema muy importante para mi gobierno y las relaciones entre los dos paí­ses. No podemos decirle a nuestro paí­s hermano lo que debe de hacer. Eso depende de su soberaní­a. Pero las malas repatriaciones pueden crear dos problemas. Número uno es un gran problema importante para Haití, porque eso complica las gestiones del gobierno haitiano, porque eso no facilitarí­a las gestiones cotidianas del gobierno haitiano. El segundo problema es el de la imagen de la República Dominicana cuando realiza repatriaciones malas, cuando se hace mal esa repatriación muy a menudo hay gente que le interesa que los dos paí­ses tengan malas relaciones, esta gente utiliza este problema para no facilitar una mejorí­a de dichas relaciones. Durante mi visita aquí­ (Santo Domingo) me encontré con muchas personalidades por ejemplo monseñor Agripino Núñez Collado para contactarlo sobre la solución al problema de las repatriaciones. Hay tres aspectos muy importantes, muy delicados sobre este problema. Por ejemplo las repatriaciones se realizan de forma muy desorganizadas, la gente no puede llevarse consigo sus pertenencias. Otro caso es los haitianos o haitianas que tienen hijos, cuando son repatriados sus hijos se quedan aquí­. Y Porque a menudo las repatriaciones se hacen desorganizadamente muchos dominicanos son enviados Haití. Además las repatriaciones se producen el dí­a pago, los dueños de los lugares donde los haitianos trabajan llaman a la Migración, apresan los haitianos y los repatrí­an sin sus salarios. Estoy muy sorprendido con eso, me asusta que suceda. Felizmente todos esos problemas no están ligados a una polí­tica oficial del gobierno dominicano pero esos problemas pueden afectar las relaciones entre los dos paí­ses. Creo que debe existir un canal de diálogo para solucionar este problema. Por ejemplo yo hablé con un ex cónsul haitiano en Santo Domingo que me dijo que antes existí­a un acuerdo donde el consulado era informado 48 horas antes de que se realizaran las repatriaciones. Serí­a interesante que haya una solución al problema de las repatriaciones por la seguridad de las dos naciones. Serí­a interesante que cada caso de repatriado sea visto de forma individual. Una personal ilegal no puede ser tratada como un delincuente o un asesino. Es importante, es necesario un acuerdo entre los dos gobiernos.

JLS. Su opinión Evans Paul sobre la situación en la que se encuentran miles de niños/as nacidos en la República Dominicana, de padres y madres haitianos que no tienen una nacionalidad porque el gobierno dominicano no los reconoce como dominicanos.

Ep.-Yo pienso que mi gobierno va a resolver el problema. Hay que reconocerle como haitiano. Son haitianos los hijos de haitianos solamente viven fuera de Haití. El derecho internacional lo dicen claramente el derecho del sol o derecho de la sangre. Nuestra constitución está clara en cuanto a eso. La Constitución habla del derecho de sangre. Cualquier persona nacida a partir de padre o madre haitiana es un haitiano. Voy a tomar una decisión importante. Los consulados tienen que darle un papel, un documento que identifiquen a esos niños/as como haitianos.

JLS. Y para aquellos padres/madres que quieren que sus hijos nacidos en dominicana se le reconozcan que son dominicanos que no quieren la nacionalidad haitiana. Habrá alguna negociación con el gobierno dominicano.

Ep. Podemos negociar con el gobierno dominicano sobre esta nueva situación, pero no podemos forzar al gobierno dominicano para que halle una solución. Lo que más me importa es darle una solución a esos haitianos a esos niños que no tienen una nacionalidad, que no tienen un padre legal.Yo voy a trabajar en Haití para que los haitianos tengan un regreso feliz al paí­s. Mientras se crean esas condiciones de mejor vida en Haití, los haitianos tienen que decidir si quedarse en dominicana o volver a la patria. Muchos haitianos tienen sus vidas en Santo Domingo están ligados con sus familias lo que me importa es presentarles a ellos una alternativa. Pero la última palabra la tienen ellos si deciden quedarse en República Dominicana o volver Haití.

JLS.-Señor Evans Paul, el tráfico de drogas por la frontera es una constante. Se ha denunciado que extranjeros utilizan los dos territorios, especialmente colombianos, el gobierno de los Estados Unidos prepara un informe sobre la seguridad fronteriza. Que piensa usted sobre el negocio de las drogas por la frontera y la participación norteamericana en la vigilancia de la zona.

EP.- La situación del comercio, del tráfico de las drogas por la frontera eso me preocupa mucho. Pero lo que más me importa es que en mi gobierno nadie estará involucrado en el negocio de las drogas. Además por otra parte garantizo que mi gobierno no facilitará a ningún nivel de la sociedad haitiana el comercio de las drogas. Y por que ese tráfico de drogas es internacional hay que llamar la atención de otros paí­ses para obtener mejores resultados. Para una cooperación eficaz en la lucha contra las drogas, República Dominicana primero y Estados Unidos en segundo lugar Pero dentro de Haití debe existir un estado creí­ble, confiable, pero un núcleo muy importante y a partir de esa base, Haití, República Dominicana y Estados Unidos para combatir con rigor creí­ble y extraordinario el tráfico de drogas.

JLS.- Muchas gracias, señor Evans Paul.

[jls gp apr 16/08/05 20:00]