Movimiento Popular, Social, Progresista y de Izquierda, de cara a la unidad y coordinación para enfrentar las políticas neoliberales

Santo Domingo., 10 janv. 05 [AlterPresse] --- La Unidad del Movimiento Social, polí­tico de avanzada, de mujeres y de los sectores productivos progresistas son parte de los retos que se ha el Colectivo de Organizaciones Populares de la República Dominicana, que busca aunar esfuerzo para enfrentar las polí­ticas Neoliberales y las desigualdades que imperan en éste paí­s.

En un documento transmitido ví­a correo electrónico a la redacción de Alterpresse en Santo Domingo titulado "Evaluación del año 2004 y Perspectivas en el 2005 para la República Dominicana "se plantea la necesidad que un reagrupamiento de los grupos sociales, polí­ticos alternativos para luchar por un mejor paí­s.

Además pasa balance a lo que fue el año pasado y se presentan las metas de éste año que recién se inicia, tomando en cuenta los primeros cuatro meses de gobierno del Partido de la Liberación Dominicana que preside el doctor Leonel Fernández, señalado por la izquierda dominicana, las organizaciones populares "Neoliberal "y con pocas posibilidades de variar su polí­tica económica a favor de los sectores marginados.

El texto contribuye a contextualizar la dramática crisis económica vivida por la República Dominicana durante más de tres años y que se acentuó más durante los últimos 12 meses con una escalada alcista de todos los artí­culos de consumo masivos, donde el deterioro de vida de los dominicanos/as disminuyó considerablemente, los servicios básicos se redujeron al mí­nimo y la industria pequeña y media sufrió los embates del alza del dólar con cotizaciones record de 55/56 pesos por uno y los viajes ilegales en yolas hacia Puerto Rico se incrementaron a un nivel como nunca se habí­an visto.

Los criollos/as perdieron la esperanza que todaví­a en su paí­s se podí­a/se puede mejorar sus condiciones de vida. Fueron dí­as, años, meses, muy duros vividos en la media isla.

La grave crisis económica de los últimos tres años fue atribuida por el pasado gobierno, a la quiebra bancaria. Por lo menos tres bancarios privados se fueron a la quiebra.

El Estado como garante y socio de la quiebra fue en su auxilio dizque para salvar a los ahorristas. Para ello tuvo que pagar aproximadamente 55 mil millones de pesos. Este fue el caso del Banco Intercontinental (Baninter) y todas sus empresas. Otras dos entidades bancarias fueron colapsadas por sus propietarios que se auto-robaron y alegaron el efecto dominó.

Lo paradójico de todo que narramos es que la justicia tiene a su cargo hacer que el peso de la ley bancaria recaiga sobre quienes estafaron al Estado Dominicano con la quiebra de los tres bancos. Ninguno de los funcionarios de los tres bancos privados y menos no los oficiales gubernamentales que intervinieron en la supuesta solución del problema están detrás de la reja.

Estos últimos contribuyeron a que los propios banqueros privados recuperararan sus bienes a costa que las arcas del Estado quedaran vací­a. Paulatinamente esos banqueros han ido recuperando las propiedades intervenidas por las autoridades pese a que estas están intervenidas bajo el amparo de una ley de lavado muy severa que manda la custodia de los mismos hasta que haya una decisión judicial. Ah... Es que esos banqueros privados hoy en sus casas disfrutando del dinero del sudor del pueblo tienen conexiones polí­ticas que les permiten volver a quebrar más bancos si fuera posible y de seguro a ellos en la República Dominicana no les pasarí­a nada. Paradoja de la vida.

Pero lo peor del caso fue y sigue siendo que tenemos un pueblo, las organizaciones populares y "polí­ticas progresistas" y una "sociedad desmovilizada", divididos/as, sin voluntad real de conformar " El Frente Polí­tico Democrático, Popular y Feminista " para alcanzar el poder o por lo menos iniciar el camino hacia la verdadera democratización de la sociedad dominicana y como consecuencia el sistema de partidos de la República Dominicana. [jls apr 10/01/2005 19:00]