20 dominicanos mueren ahogados al naufragar una embaración que se dirigía a Miami

Santo Domingo, 16 nov. 04 [AlterPresse] --- Más de 20 dominicanos que intentaban llegar en una fragil embarcación a la ciudad de Miami, en el estado de la Floridad, pero que luego el capitán de la nave varió la ruta hacia Puerto Rico, debido supuestamente al mal tiempo, murieron ahogados y más de una docena fueron restacados por las autoridades navales de la República Dominicana.

El naufragio ocurrió la noche del lunes pero fue en horas de la tarde cuando se supo de la información.

Los cadáveres fueron rescatados esta tarde, luego que varios barcos avisaran a las autoridades marí­timas, que inmediato iniciaron la busqueda de los sobrevivientes y el rescate de los cadáveres.

Los naufragos en su mayorí­a erán oriundos de las provincias de Puerto Plata, Santiago Rodrí­guez y otras de la Costa Atlántica dominicana.

En la embarcación que zozobró murieron 20 dominicanos, de 58 que intentaban llegar a otras tierras ( Puerto Rico y Miami) donde encontrar una mejor forma de vida.

Las autoridades no han especificado desde dónde salió la embarcación, ni tampoco el número de desaparecidos. La embarcación repleta de criollos desesperados por la crisis económica que vive el paí­s, zozobró frente a las costas de Luperon, Puerto Plata, informaron las autoridades de la Marina de Guerra, fuentes policiales y vecinos del municipio.

Se informó que a los socorristas se les ha hecho difí­cil rescatar otros cadáveres, debido a los fuertes oleajes existentes en la zona, por lo que pidió a las autoridades que aporten un helicóptero que facilite las labores de rescates.

Los organismos de seguridad del Estado Dominicano no han precisado si entre los muertos figura el capitán de la embarcación y la procedencia de la misma.

Un viaje en yola puede costar entre 50 y hasta 80 mil pesos dominicanos. Una embarcación puede llevar a bordo hasta 80 personas.

En ocasiones, grupos de negociantes de viajes ilegales, se dan a la tarea de hacer zozobrar las embaraciones, ante la imposibilidad de cumplir con el compromiso de llegar a los viajeros a su lugar de destino: Puerto Rico y ahora Miami, Florida.

Pero lo más sorprendente de todo es la facilidad con que estos delincuentes luego de ser sometidos a la justicia lograr salir en libertad.

La gran queja de las autoridades es que los organizadores de viajes ilegales son atrapados y sometidos a la justicia, pero que debido a la corrupción y al tráfico de influencia que existe en la justicia dominicanas, los bandidos son absuertos o simplemente logran evadir la justicia a través de Hábeas Corpus o una fianza.

Sin embargo, en el tráfico de dominicanos ilegales hacia Puerto Rico, va más allá de organizadores y de la impunidad de la justicia. En el negocio del tráfico de ilegales tiene aliados en los guardias costeros. En varias oportunidades se ha denunciado que los efectivos de la Marina de Guerra que supuestamente tienen la misión de custodiar las costas criollas para evitar el trasiego de personas o de drogas participan del negocio. [jls apr 16/11/2004 18:45]