Lanzan campaña a favor de la nacionalidad y contra la exclusión de los niños y niñas de ascendencia haitiana en la República Dominicana

Santo Domingo, 7 nov. 04 [AlterPresse] --- Organizaciones que trabajan con dominicanas/os de ascendencia y descendencia haitiana lanzaron una campaña por la defensa de la nacionalidad y por el respeto de la Constitución de la República Dominicana.

Afirmaron que los hijos/as nacidos en Dominicana tienen el mismo derecho de otros dominicanos que su ascendencia o descendencia no sea haitiana y reclamaron que estos tienen a que se le reconozca la nacionalidad dominicana.

Por lo tanto expresaron "Aquí­ nacimos, dominicanos y dominicanas somos". Y exigieron a la Junta Central Electoral dominicana que emita las Actas de Nacimiento a los hijos/as de haitianos o dominico-haitianos nacidos en suelo dominicano como lo hace con los demás niño/as o hijos/as de otros extranjeros que han nacido en territorio dominicano.

Expresaron que la actitud de la Junta Central Electoral de no otorgar la nacionalidad dominicanos a los niños/as de origen haitiano o ascendencia haitiana " es racista y excluyente" y contraria a la Carta Magna dominicana.

El Movimiento de Mujeres Dominico-Haitianas, Plataforma Vida, La Pastoral de los Bateyes de las provincias de Barahona e Independencia (suroeste) y el Equipo Diocesano de la Pastoral Haitiana expreasaron que "las autoridades se han ensañado contra una minorí­a étnica" y "no podemos hablar de un verdadero Estado de derecho". Y sostienen que las autoridades dominicanas deben "cumplir con el mandato constitucional de educación para todos, sin discriminación".

Señalan que el Estado Dominicana debe "garantizar mediante sus instituciones el respeto a los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes dominicanos de ascendencia haitiana, sobre todo en lo que concierne al derecho al nombre y la nacionalidad".

Ley de Migración, raciste y excluyente

La actual ley de Migración, que sustituyó a otra vigente sobre la materia desde 1939, fue promulgada por el ex presidente Hipólito Mejí­a el pasado 15 de agosto, tiene muchas debilidades, no reconoce el derecho de los migrantes.

"Es imposible hablar de un Estado de Derecho en un paí­s en el que se violentan derechos fundamentales como la inscripción en el registro civil y el ingreso a una escuela por haber nacido de tez oscura y ser de ascendencia haitiana", se preguntan las organizaciones defensoras de los derechos de los migrantes y las personas de ascendencia haitiana.

Según el artí­culo 11 de la Constitución dominicana, la nacionalidad le corresponde a toda persona nacida en territorio de este paí­s, lo que no incluye los hijos legí­timos de los extranjeros residentes en el paí­s en representación diplomática o los que están en tránsito en él.

"Estos hechos indican que en República Dominicana no existen garantí­as constitucionales, ni seguridad jurí­dica y por lo tanto no podemos hablar de un verdadero estado de derecho, toda vez que las autoridades llamadas a respetar estos principios jurí­dicos y hacerlos cumplir en favor de los ciudadanos, se han ensañado en contra de una minorí­a étnica especifica de la sociedad", expresa un comunicado de prensa hecho llegar a la redacción de AlterPresse en Santo Domingo por los organizadores de la campaña a favor del derecho a la nacionalidad de los niños/as de origen haitianos/as nacidos en República Dominicana. [jls apr 07/11/2004 16:00]