Matanza de 7 jóvenes supuestamente ligados al mundo de las drogas y la delincuencia

Santo Domingo, 6 sept. 04 [AlterPresse] --- 7 Jóvenes fueron asesinados a balazos por desconocidos y según las primeras informaciones del caso ofrecidas por la Policà­a Nacional, la causa del múltiple ajusticiamiento fue por asuntos ligados a la distribución de drogas y a la delincuencia común.

El hecho trágico ocurrió en el municipio de Navarrete, en la norteña provincia de Santiago de los Caballeros, en una casa abandonada y que supuestamente era utilizada para la distribución de drogas.

La casa estaba en construcción, en el barrio Hermanas Mirabal, calle Francisco Bisonó, próximo a la escuela José Marà­a Imbert. Residentes y vecinos afirman que el lugar era un punto de distribución de estupefacientes y donde prácticamente residà­an los muertos.

La quietud de la noche fue alterada por la balacera con armas de distintos calibres, relataron algunos vecinos que no querà­an identificarse, pero que horrorizados veà­an los cadáveres de los jóvenes cuando eran sacados por varias unidades de la Policà­a.

Los muertos, en edades entre 20 y 30 años, fueron identificados como Miguel Méndez, residente en esa misma calle ; Juan Hernández (El Tà­pico), ex miembro del Falpo ; Vidal Cabrera, Marcos Rafael Mejà­a, Juan Pablo (Cha) residente en Mejà­a, y Andrés Polanco. Otro no fue identificado.

Reacción oficial

El jefe de la Policà­a, mayor general Manuel Jesús Pérez Sánchez, designó hoy una comisión que investigará las circunstancias en las que fueron muertos siete hombres anoche en Navarrete.

La comisión la integran el director de Investigaciones Criminales, general Bernardo Santiago y Santiago, y el director regional Cibao Central, con sede en Santiago, general Tomás Holguà­n de la Paz.

Pérez Sánchez dijo que según informes de là­deres comunitarios y de la Iglesia de Navarrete, en el lugar donde fueron encontrados los siete cadáveres opera un punto de distribución de drogas.

Las primeras informaciones presentada por las televisoras fueron durante las primeras horas de la mañana y provocaron reacción de estupor y desanimo, ante el auge de la delincuencia y la criminalidad en la sociedad dominicana.

Cuando eran sacados los cadáveres los familiares prorrumpà­an en llanto, mientras un oficial policial preguntaba, "¿quién conoce éste ?. ¿Cuál es su nombre ?.

Algunos familiares, al identificar a sus parientes, decà­an no creer que estuvieran vinculados a la distribución de drogas porque supuestamente laboraban en actividades productivas como motoconchistas y en zona franca.

El hecho se produjo alrededor de las 3:00 de la mañana, dicen unos. Otros indican que fue al filo de la medianoche.

La Policà­a presume que se trató de una ejecución porque todos los cadáveres presentan heridas por la espalda, relataron varios oficiales.

Nadie quiso estar cerca de allà­ en la madrugada y fue cuando apuntó el alba que la Policà­a se presentó a investigar el hecho.

Moradores de la calle Capotillo señalan que esa casa habà­a sido denunciada en reiteradas ocasiones como que allà­ se anidan los vinculados a las operaciones de compra y venta de drogas.

En el área se habà­an producido varios atracos a plena luz del dà­a donde mujeres y otros ciudadanos eran despojados de prendas, dineros y carteras. [jls apr 06/09/2004 15:15]