Español English French Kwéyol

Haití bajo presión para desarmar a los "rebeldes"

- Haití bajo presión para desarmar a los "rebeldes"

Tras el éxito que significó la conferencia de donantes sobre Haití, que logró promesas por US$160 millones más que la cantidad prevista, el gobierno interino de Puerto Prí­ncipe se halla bajo presión por la persistencia de los grupos armados que se rebelaron contra el expresidente Jean Bertrand Aristide y que aún controlan parte del paí­s pese con la presencia de cascos azules extranjeros.

Los reclamos internacionales son tales que el nuevo enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas, el ex canciller chileno Juan Gabriel Valdés, ha sugerido un incremento en el número de soldados que componen la fuerza de paz internacional de estabilización en Haití.

Los ex soldados afirman que nadie puede obligarles a desarmarse y siguen realizando tareas de patrullaje en muchos pueblos del norde y nordeste de la empobrecida nación caribeña. Incluso, en algunas zonas se registra una estrecha cooperación entre policí­as y rebeldes, en el patrullaje y en arrestos.

Aseguran que fueron parte del ejército que derrocó a Aristide en 1991, desbandado después que las fuerzas estadounidenses reinstalaron en el gobierno al ex sacerdote salesiano, en 1994. Muchos de ellos esperan que el gobierno reorganice el ejército y ellos vuelvan a ser parte del Estado haitiano.

Los organizadores de la conferencia -refiere Inter Press Service- dijeron que el evento se organizó tras seis semanas debates con agencias internacionales, gobiernos y grupos de la sociedad civil que, incluso, establecieron un "Marco Interino de Cooperación", el cual incluye objetivos y plazos especí­ficos para financiar alrededor de 20 sectores prioritarios, desde ahora hasta septiembre de 2006, siete meses después de que -se supone- habrá un nuevo gobierno emanado de nuevas elecciones.

Está previsto que en los próximos dos meses sean creados 44 mil nuevos puestos de empleos, la recolección y ubicación de la mitad de la basura de las zonas urbanas, el mejoramiento de 500 cañadas en Puerto Prí­ncipe y la optimización del servicio de energí­a eléctrica de forma que la población pueda recibir 12 horas de electricidad al dí­a. Clave Digital/ Conde Olmos/26/7/2004.

- Enviado de la ONU visita zona afectadas por rebeldes en Haití

El nuevo enviado de la ONU en Haití se reunió ayer domingo con soldados de paz de Chile y Canadá al visitar áreas que se reponen de la sangrienta rebelión que llevó al derrocamiento del presidente Jean-Bertrand Aristide.

Juan Gabriel Valdés, ex canciller chileno, se entrevistó en privado con funcionarios militares de Chile y Canadá en la ciudad de Gonaives, en la costa oeste del paí­s.

También se encontró con el teniente general Augusto Heleno, el brasileño que comanda la fuerza de la ONU en Haití, y con los embajadores chileno y canadiense.

"Una parte muy importante de mi trabajo es mantener vivo el interés y el apoyo de la comunidad internacional para Haití", expresó Valdés. El Caribe 26/7/2004/ El Mundo.

- Quiere que Haití regrese al Consejo de la CARICOM

Trinidad y Tobago quiere que Haití regrese al Consejo de la Comunidad del Caribe (Caricom), afirmó ayer el canciller Knowlson Gift.

"Trinidad y Tobago piensa que Haití debe participar completamente en el bloque regional y estamos esperando que las cabezas de gobierno de Caricom acepten nuevamente a ese paí­s en la mesa para tomar decisiones", señaló Gift en rueda de prensa.

No obstante, Caricom sigue demandando una investigación sobre los sucesos que rodearon la salida del poder del ex presidente Jean-Bertrand Aristide de Puerto Prí­ncipe el 29 de febrero, dijo Gift, que participó recientemente en una misión de Caricom Haití para entrevistarse con el nuevo gobierno.

En ese momento, la misión dijo que Haití necesitaba ayuda urgente. El Nacional de Ahora. Listí­n Diario 24/7/2004/Las Mundiales