Grupo M busca mil trabajadores para sustituir a los cancelados

- Junior Théodore, un joven con dos tierras

Tiene diez años viviendo en República Dominicana y dos yendo de aquí­ para allá, de Puerto Prí­ncipe a Dominicana, llevando a casa de sus padres y de sus siete hermanos parte de los pesos producto de su trabajo.

Los oficios han sido varios, desde vendedor de mercancí­a (cartera, zapatos, gorras, correas...) hasta pegando bloques en obras de construcción; ha rodado por Santiago y Boca Chica buscando ocupación.

Las visitas a su patria quedaron suspendidas hace tres meses; tiempo que lleva desempleado y viendo pasar el tiempo por las calles del Pequeño Haití, comunidad que colinda con el Mercado Modelo.Ayer domingo, tuvo qué hacer.

"Yo vi muchos haitianos que estaban recogiendo basura y como yo estaba sentado sin hacer nada me puse a ayudarlos... eso es bueno para nosotros los haitianos (el servicio voluntario), porque yo veo en la televisión siempre hablando mal de uno y eso me hace sentir mal, porque yo soy haitiano." Junior, de 22 años, fue uno de los ciudadanos del paí­s vecino que se integraron a las labores de limpieza del Pequeño Haití, localizado entre otras calles, la Imbert, Jacinto de la Concha, Santomé y Del Monte y Tejada, de la ciudad de la ciudad de Santo Domingo.El Caribe/Gente 14 de junio del 2004.

- La lucha de Batalla Obrera

Batalla Obrera (Batay Ouvriye, en creole), un movimiento sindical clasista haitiano, está empeñada en organizar sindicalmente y defender los derechos de los trabajadores haitianos y ha logrado crear una "intersindical" que enlaza diversos sindicatos y proyectos de sindicatos.

La intersindical de Batalla Obrera asesora el sindicato formado recientemente en las empresas del "Grupo M" en Juana Méndez, Haití.

Y en estos dí­as sus dirigentes han hecho denuncias preocupantes, que ya repercutieron en la prensa nacional.

Intimidaciones patronales, insultos, amenazas, acoso sexual, golpes, vejaciones a trabajadoras, vacunas de origen desconocido que han provocado abortos a nueve mujeres en avanzado estado de embarazo, despidos ilegales, uso de la fuerza.

¿Programas de esterilización? Hay serias sospechas al respecto.

Plan para desconocer los derechos laborales, violando el Código de Trabajo de Haití y los derechos del conglomerado laboral.

Esto sucede en un paí­s que, sacudiéndose de los abusos de un régimen corrupto y despótico, cayó en brazos de una ocupación militar extranjera.

[...] Alrededor del conflicto obrero patronal en las empresas del Grupo M radicadas en Juana Méndez, han ocurrido hechos que, de continuar, podrí­an tener efectos desastrosos para las relaciones entre ambos pueblos y naciones./El Nacional/Opinión/14/06/04/ Isa Conde secretario general del Partido
Fuerza de la Revolución

- Grupo M busca mil trabajadores para sustituir a los cancelados

El Grupo M de esta ciudad inició ayer la búsqueda de personal con el que espera sustituir a los casi mil trabajadores cancelados en Juana Méndez, a quienes suspendió por alegada falta de seguridad.

Como en los viejos tiempos cuando el "perifoneo", anuncio por medio de guagua anunciadora, el Grupo M de esta ciudad solicita por ese medio en barrios y urbanizaciones de aquí­ operarios con o sin experiencia para sus instalaciones ubicadas en la localidad rural de Matanzas.

Ha llamado la atención el anuncio del grupo que ayer anunció el cierre de varios de sus módulos en la zona franca binacional de Juana Méndez Haití, alegando falta de seguridad y en contra de la demanda de mejores condiciones laborales de trabajadores del vecino paí­s que operaban sus instalaciones.

En los últimos meses el Grupo M ha hecho varias presentaciones a los representantes de organizaciones sindicales donde muestra las facilidades que aportan a los trabajadores en sus instalaciones.Hoy/Pág12/13/06/04

- Conflicto de Juana Mendez : contratar un mediador "respetable y creí­ble"

El Grupo M decidió aceptar la recomendación propuesta por el Banco Mundial de contratar un mediador "respetable y creí­ble" para tratar el conflicto laboral que desde hace varias semanas sacude su zona franca ubicada en Juana Méndez.

Conforme a la oferta del Banco Mundial, el mediador intentará identificar claramente las posiciones de ambas partes y después facilitar el proceso de encontrar una solución lo más rápidamente posible.

En un comunicado dado a conocer ayer, el Grupo M expresa que el proceso de mediación buscará, además, establecer un mecanismo permanente para el diálogo y la resolución de nuevos asuntos, o nuevas peticiones que se presenten en el futuro.

"Este acercamiento será apoyado por el Consorcio de los Derechos de los Trabajadores, el Centro de Solidaridad, el ICFTU, y (el sindicato) Sokowa que está de acuerdo también", se lee en el documento.

La empresa reconoce que los trabajadores "tienen preocupaciones salariales", pero atribuye esas inquietudes "a su falta de entendimiento del sistema de incentivo que recompensa a los que son más productivos con una mayor remuneración financiera". El Caribe 14 de junio del 2004/Economí­a.