Perspectivas

Haití : La inseguridad sigue siendo un problema estructural para el país


mercredi 5 décembre 2007

Por Wooldy Edson Louidor

Puerto Príncipe, 5 dic. 07 [AlterPresse] --- Algunos grupos armados en varios barrios de Puerto Príncipe se han reorganizado y vuelven paulatinamente a sembrar el terror en este fin de año 2007.

Aprovecharon que las fuerzas del orden, la Policía Nacional de Haití (PNH) y la Misión de las Naciones Unidas para la estabilización de Haití (MINUSTAH), van bajando la guardia durante las últimas semanas.

Frente a esta situación, la población haitiana y algunas autoridades locales han estado presionando a las fuerzas del orden para que redoblen sus esfuerzos y sean más presentes y activas en la lucha contra la inseguridad, principalmente en la Capital haitiana.

Más de una veintena de casos de secuestro fueron registrados durante el pasado mes de noviembre, cobrando víctimas sobre todo en la población infantil que, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) “es a menudo el blanco directo de esos crímenes odiosos”.

11 niños y niñas, de 3 a 17 años, fueron víctimas de secuestro durante el mismo mes de noviembre, uno de ellos brutalmente asesinado porque sus padres no pudieron pagar el rescate exigido por los secuestradores.

Es el caso de Schneider Hervil, un niño de 7 años, que fue raptado dentro de su casa el 8 de noviembre de 2007 en Cabaret (población ubicada a una treintena de kilómetros de la Capital haitiana). Quince días después, el 23 de noviembre, su cuerpo sin vida y mutilado fue hallado en la calle.

Frente al recrudecimiento de la inseguridad en el país, el actual presidente haitiano, René Préval, pidió el pasado viernes 30 de noviembre a la Policía Nacional que tomara todas las medidas necesarias para “detener ese fenómeno”.

Efectivamente, la fuerza policíaca y los cascos azules de la MINUSTAH han procedido al arresto de varios presuntos delincuentes en varias ciudades del país, principalmente en Puerto Príncipe, en Gonaives y en Port-de-Paix (al norte del país).

Sin embargo, una de las dificultades que, según los policías haitianos, bloquean a veces su intervención en la zona metropolitana y en algunos barrios de Puerto Príncipe es la urbanización caracterizada por las construcciones anárquicas, el hacinamiento y la sobrepoblación en la Capital haitiana.

Otra dificultad tiene que ver con la circulación en el país de una gran cantidad de armas ilegales que serían, según el informe publicado en 2005 por la organización “Small arms survey”, “alrededor de 170.000 armas ligeras ilegales, mientras que la Policía Nacional cuenta con apenas un poco más de 20.000”

Desde el pasado 9 de octubre de 2007, el gobierno presidido por el presidente René Préval y el primer ministro Jacques-Édouard Alexis había instalado una comisión de reflexión integrada por 5 expertos para que abordaran la cuestión de la seguridad en el país y propusieran pistas de solución retomando la cuestión de si hay que crear una nueva fuerza pública o removilizar las antiguas fuerzas armadas o simplemente continuar el reforzamiento de la Policía Nacional de Haití. [wel gp apr 05/12/2007 15:00]