Haiti
Zoom (fotos)

Reportaje foto

El sol del Carnaval del 2007 salió sobre Jacmel y Haití


Añadió el Martes 13 de febrero de 2007

Por Wooldy Edson Louidor y Pieter Van Eecke

Jacmel, 13 feb. 07 [AlterPresse] --- Los días 10 y 11 de febrero de 2007, la perla del sureste haitiano, Jacmel, se vistió de alegría, gala, colores y manifestaciones culturales y artísticas, con motivo del Carnaval del 2007, que se realizó en torno al tema “Solèy leve” (en español, “El sol sale”) y que reunió a varios miles de personas.

Ese título fue escogido en homenaje al célebre pintor haitiano Jean-Claude Garoute (Tiga), el fundador del movimiento artístico-cultural “Saint Soleil”, que murió recientemente.

“Solèy leve” expresa también, según los organizadores del Carnaval, la esperanza del pueblo haitiano por el cambio y por un Haití mejor.

Varios miles de espectadores, entre ellos la población de Jacmel y otra gente que provino de Puerto Príncipe y de otras ciudades de Haití y del mundo, participaron en el Carnaval.

Tuvieron la oportunidad de admirar el desfile de grupos que llevaban máscaras y que se disfrazaban; cantar y bailar detrás de los carros alegóricos o de las bandas musicales; o simplemente mirar a los otros divertirse.

Luego de haber vivido durante los últimos meses un clima de tensión y estrés causado por olas de inseguridad y secuestro en Puerto Príncipe y en otras ciudades importantes del país, las Haitianas y Haitianos, sin distinción de clases sociales, se dieron cita en Jacmel, bella ciudad costera siempre quieta, tranquila y segura, para relajarse.

Desde el sábado 10 de febrero, la calle principal de Jacmel ya estaba subyugada por los Disc-Jockeys (DJ) que animaron, con una mezcla de ritmos musicales (compas, rap, rasin, reggaeton…), a las multitudes hasta el día siguiente.

El domingo 11 de febrero, día principal del Carnaval, alrededor de las 2 de la tarde, las calles de Jacmel estaban cada vez más llenas de gente que esperaba el desfilé.

Animales del mar, dragones, tontons macoutes (nombre dado a los miembros del cuerpo paramilitar que había creado el dictador haitiano François Duvalier, “Papa Doc”), espíritus del vodú (religión popular de Haití), demonios, frutas exóticas, personajes históricos famosos de Haití, habitantes precolombinos, todo estaba representado en las máscaras y los disfraces que daban testimonio de una creatividad desbordante.

Después del desfile, alrededor de las 6 de la tarde, las bandas musicales que iban a pie y los grupos que tocaban encima de los carros alegóricos fueron seguidos por una multitud que iba aumentando.

Las terrazas, que fueron construidas para la ocasión, se transformaban en tribunas para todos los que preferían mirar desde arriba el espectáculo del carnaval que se asemejaba a un caos y a un río vivo de carne y hueso.

Hubo une fuerte presencia de la Policía Nacional de Haití y de los cascos azules de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH).

El Carnaval de Jacmel pasó sin incidentes graves o deplorables, lo que constituye un buen ejemplo para el Carnaval oficial que tendrá lugar del 18 al 20 de febrero en Puerto Príncipe y en todo el territorio del país. [pve wel gp apr 13/02/2007 10:30]