Articulos

Abstencionismo en el referéndum sobre la ampliación del canal de Panamá

Panameños experimentan otra manera de hacer política e historia


mardi 31 octobre 2006

Por Wooldy Edson Louidor

Puerto Principe, 31 oct. 06 [AlterPresse] --- El pueblo panameño brilló por su abstencionismo en el referéndum convocado por el gobierno de dicho país el 22 de octubre de 2006 para aprobar la propuesta de ampliación del Canal de Panamá.

Más de 1.2 millones de panameños sobre un padrón electoral de 2.1 millones no acudieron a la urna, a pesar de la gran campaña llevada a cabo meses antes por el gobierno del presidente Martín Torrijos para convencer a los ciudadanos de la necesidad y de los beneficios de decir “Sí” a su plan de ampliar el Canal de Panamá.

El debate ahora consiste en cómo interpretar los resultados : si la victoria del “Si” (693,660 votos) sobre el “No” (contra 195,002 votos) es, tal como lo da a entender el gobierno, una aprobación del plan de ampliación del Canal o si la victoria del abstencionismo es, como lo sugieren las fuerzas políticas opuestas a dicho plan, un castigo a la propuesta gubernamental.

En todo caso, este abstencionismo del electorado panameño, según algunos analistas, debería llevar al gobierno de dicho país a revisar su plan de construcción de un tercer juego de esclusas para ampliar la vía acuática. Esta construcción que durará 7 años (entre 2007 y 2013), costará 5.25 mil millones de dólares americanos y, según los cálculos del gobierno panameño, se pagará con el incremento anual de los peajes.

Contrariamente a este argumento del gobierno, los grupos que formaron las fuerzas políticas detrás del “No” piensan que las autoridades sobreestiman los ingresos provenientes de los peajes que cobrarán a los usuarios de la vía acuática y subestiman también los costos de la construcción del tercer juego esclusas que podrían llevarles a endeudar al país y poner en crisis la economía nacional al adueñarse a través de la corrupción de la ejecución de dicho plan de ampliación.

La pregunta pertinente que hay que hacer es : ¿Cómo es que los ciudadanos panameños no se pronuncian sobre el Canal de Panamá, motor de la economía de su país que representa el 80% del PIB (16 mil millones de dólares en 2005) ?

Empezado por los franceses a finales del siglo XIX y construido por los americanos entre 1904 y 1914, el Canal nunca ha sido propiedad del pueblo sino de las potencias exteriores (sobre todo, los Estados Unidos) y de los diferentes gobiernos de Panamá.

El Canal, así como muchas otras bellas cosas de Panamá, se halla en Panamá, pero pertenece a intereses de otros grupos de poder y de interés fuera del país. Entonces, ¿para qué votar por algo que el pueblo no siente como suyo ? Por eso, el pueblo se mostró tan indiferente frente a campañas y otras acciones tanto del Gobierno panameño como de las fuerzas de la oposición.

Sectores desean que los pueblos de América Latina encuentren otra manera más alternativa, creativa, crítica y activa de pronunciarse sobre temas importantes de sus respectivos países, de hacer política y de asumir su historia. [wel gp apr 31/10/2006 12:00]