Haiti
Documentos

R. Dominicana - OEA : Estados socavan derechos humanos

Caso haitiano en R. Dominicana ilustra “severos problemas de discriminación racial e intolerancia”
Añadió el Lunes 5 de junio de 2006

Comunicado de Amnistí­a Internacional

Transmitido a AlterPresse el 5 de junio de 2006

Dándole la espalda a problemas serios e inaceptables que deben ser afrentados en la región por la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA - entre el 4 y el 6 de Junio de 2006), los gobiernos ponen bajo riesgo la propia credibilidad del organismo, dijo Amnistí­a Internacional durante la reunión del mismo en la República Dominicana.

“Es particularmente preocupante que mientras la Asamblea General concentrara sus debates en el marco formal denominado ‘Gobernabilidad democrática y desarrollo en la sociedad de conocimiento’, cientos de miles de personas a lo largo de la región siguen sufriendo, de manera aguda, los efectos de compromisos estatales débiles con los derechos humanos,†dijo Hugo Rodrí­guez Brignardello, observador de Amnistí­a Internacional en el evento.

Mientras la OEA elabora un proyecto de convención para combatir la discriminación, la República Dominicana rechazó una Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en la que se establecí­a que dos niñas de ascendencia haitiana nacidas en la República Dominicana habí­an sufrido discriminación por habérseles negado el derecho a la nacionalidad y los derechos a ello conectados.

"Los hechos que rodean a este caso ilustran los severos problemas de discriminación racial e intolerancia contra haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana en la República Dominicana," dijo Hugo Rodrí­guez Brignardello.

Según Amnistí­a Internacional, la discriminación racial en la República Dominicana también se manifiesta en los miles de casos de personas que viven con VIH/SIDA, particularmente migrantes haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana.

Las preocupaciones de Amnistí­a Internacional no se limitan a la República Dominicana. La organización ha documentado violaciones serias contra los derechos humanos a lo largo de la las Américas, incluyendo condiciones deplorables de detención, ejecuciones extrajudiciales, uso excesivo de la fuerza, violencia contra las mujeres y comunidades indí­genas, hostigamientos y atentados contra defensores de derechos humanos, discriminación, racismo y falta de respeto a las reglas del Estado de Derecho. La región también está marcada por el fenómeno de negación a los derechos económicos, sociales y culturales contribuyendo a niveles atroces de pobreza.

†La Organización de Estados Americanos tiene el deber de involucrarse seria y profundamente en los graves problemas que aquejan a la región, avanzando en alternativas no retóricas sino eficaces al respecto. Su propia legitimidad depende de eso,†dijo Hugo Rodrí­guez Brignardello.

Asimismo, Amnistí­a Internacional expresa su preocupación ante los continuos obstáculos que se vienen presentando a una verdadera y genuina participación de la sociedad civil en los procesos de discusión de la Organización de los Estados Americanos y llamó al organismo a incrementar su transparencia.