Haiti
Articulos

R. Dominicana - Haiti : Obispos dominicanos llaman al diálogo a los gobiernos haitiano y dominicano


Añadió el Viernes 20 de enero de 2006

Santo Domingo, 20 ene 06 [AlterPresse] --- Los obispos criollos llamaron Haití y a la República Dominicana a que bajen la tensión e inicien un diálogo sobre los problemas que afectan a la isla, entre ellos el problema migratorio.

Los obispos hicieron este llamamiento en su Carta Pastoral en ocasión de celebrarse este 21 de enero el Dí­a de la Altagracia, patrona del pueblo dominicano,

"Discí­pulos del Señor en comunión y misión", es el tí­tulo del mensaje de la Conferencia del Episcopado Dominicano, que agrupa a todos los obispos del paí­s. La Carta Pastoral, que emite en la ví­spera del Dí­a de la Altagracia, exhorta a los gobiernos haitiano y dominicano a que puedan vivir en convivencia como dos pueblos hermanos pero que para que eso ocurra ambas naciones tienen que sentar en la mesa del diálogo.

"Dominicanos y haitianos, desde hace siglo, se encuentran armoniosamente en el Santuario de Higuey, a los pies de la Altagracia, y allí­ moran y cantan juntos, cada uno en su propia lengua, al uní­sono del amor común a la Madre de Dios",dicen los obispos dominicanos en su mensaje al celebrarse mañana (hoy) sábado 21 de enero el Dí­a de la Altagracia.

“Convivir con los dominicanos que llegan, con los turistas que nos visitan o con los haitianos presentes en nuestro territorio, exige el aprendizaje comunitario, para ver ante todo lo que hay de positivo en el otro con el fin de acogerlo y valorarlo como don de Dios; lo que exige superar las barreras de la intolerancia y la discriminación†, indican.

Indica el documento que si los dos gobiernos no hablan los problemas que afectan a las dos naciones, entre estos el asunto migratorio, seguirá creciendo.

El Presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, expresó su esperanza que la razón y la madurez se impondrá para encontrar una solución al problema migratorio, para que no se sigan produciendo tragedias como la ocurrida entre el 10 y 11 de enero donde 25 indocumentados haitianos perdieron la vida asfixiados cuando eran traficados de Dajabón a la ciudad de Santiago, al Norte de la República Dominicana.

"Es bueno ahora volver a decir: miren si no se sientan a hablar los problemas van a seguir creciendo y eso es un problema que son los gobiernos nuestros que tienen que sentarse" a resolverlo, dijo.

Los obispos dominicanos expresaron que el problema migratorio fundamentalmente s produce por la falta de organización que en el paí­s. Indica que las instituciones cada vez menos organización.

Los Prelados dominicanos expresa "que en un un paí­s, como la República Dominicana, donde la migración interna, el turismo o la migración haitiana, marcan la vida económica, social y polí­tica, la necesidad de aprender a convivir se torna imperiosa".

Indican que la solución a la migración masiva de haitianos debe darse sobre la base de la legalidad-No a travez de la ilegalidad, la violación de los derechos humanos o las repatriaciones masivas.

Los obispos opinan que el problema fundamental de los dominicanos es “la desorganización y desarticulación como pueblo†. En tal virtud recomiendan “la búsqueda del bien común frente a la corrupción egoí­sta, la defensa de la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural frente a una extendida cultura de la violencia y de la muerte†y el “fortalecimiento de la familia frente a leyes o prácticas sociales permisivas que la corroen†.

Al mismo tiempo hizo un llamado quienes se consideran discí­pulos de Cristo a una acción comprometida para dar respuesta al problema fundamental de la sociedad dominicana que es su "desorganización y desarticulación como pueblo". [jls gp apr 20/01/2006 21:15]