Haiti
Articulos

Gobierno dominicano revela Padre Pedro Ruquoy viaja al exterior


Añadió el Viernes 18 de noviembre de 2005

Santo Domingo, 18 nov. 05 [AlterPresse] --- El secretario de Interior y Policí­as, Franklin Almeyda Rancier, reveló anoche que el padre Pedro Ruquoy habrí­a salido del paí­s a su paí­s de origen (Bélgica) a instancias de sus superiores.

Sin embargo, no se ha podido confirmar si el sacerdote director de la Pastoral Haitiana de la Diócesis de Barahona y párroco de los bateyes, salió de la República Dominicana definitivamente o de vacaciones como ocasionalmente hace el religioso para visitar sus familiares en Bélgica.

Sin embargo, el Almeyda Rancier, da como un hecho que Ruquoy fue sacado del paí­s en declaraciones que ofreció anoche a la prensa.

“El padre Ruquoy está siendo retirado por su orden. El decí­a que se sentí­a amenazado. Pero el padre Ruquoy ha actuado en este territorio libremente. No ha recibido ninguna agresión, ni siquiera un intento que se pueda calificar como un hecho criminal†, dijo.

Empero, el padre Pedro Ruquoy, identificó a un coronel al servicio de los propietarios de un consorcio azucarero en Barahona de estar ideando un plan para exterminarlo por defender la integridad de los haitianos y dar a conocer las supuestas injusticias de las que son ví­ctimas en los cañaverales de esa región.

El funcionario volvió a rechazar que durante la estancia del padre Pedro en el paí­s le haya amenazado como este ha denunciado.

La reacción de Almeyda ante el rumor de la salida de Pedro Ruquoy del paí­s: “Ya yo sabí­a que él iba a salir del paí­sâ€

Anoche, el funcionario dijo que en el momento en que se reunió con Ruquoy sabí­a de su partida porque sus superiores la estaban diligenciando.

“Cuando él estaba sentado aquí­ conmigo en la secretarí­a de Interior, yo sabí­a que él iba a salir del paí­s†, dijo. Ruquoy salió por el Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA) a las 5:45 de la tarde.

El 6 de noviembre el padre Pedro Ruquoy envió una carta al secretario de Interior y Policí­as Almeyda Rancier en la que se rechaza la seguridad ofrecida y respondió a las acusaciones hechas por este contra el cura activista de los derechos humanos. “Sus reproches me demostraron que es mejor desestimar sus ofrecimientos de prodigarme seguridad para garantizar mi integridad fí­sica por parte del Estado†, escribió Ruquoy.

“Pido perdón a los empobrecidos y empobrecidas del Sur de este paí­s con quienes he convivido durante estos últimos 30 años. De ellos he recibido muchí­simo. Les he aportado lo que he podido, pero quizás hubiera podido aportarles más†, agregó.

La labor del padre Pedro ha sido defendida por organizaciones de derechos humanos y religiosas dominicanas y haitianas.

La Redh de Encuentro Dominico Haitiano Jacques Viau expresa todo su reconocimiento y apoyo a los sacerdotes Pedro Ruquoy y Christopher Hartley, por el trabajo que han venido desempeñando durante muchos años en defensa de los derechos humanos de las personas más marginadas en la sociedad dominicana: dominicanos y haitianos que viven en los bateyes del sur y este del paí­s. Por su trabajo pastoral a favor de los derechos humanos de los más vulnerables, se ha desatado últimamente una campaña en su contra que rechazamos por injusta, arbitraria y grosera.

El Padre Pedro Ruquoy pertenece a la Congregación del Inmaculado Corazón de Marí­a y tiene 30 años de servicio religioso en el paí­s. Es especialista de la Biblia e imparte docencia sobre temas bí­blicos en el Instituto de los Dominicos de la Zona Colonial de Santo Domingo. Fue fundador de la agencia de noticias dominico haitiana Centro Puente y de Plataforma Vida. Fue director de Radio Enriquillo y actualmente es párroco de la Parroquia San Martí­n de Porres en la Provincia Bahoruco.

El Padre Christopher Hartley es un sacerdote diocesano que trabajó como misionero con la Madre Teresa de Calcuta y que durante 13 años estuvo en la Arquidiócesis de Nueva York, defendiendo los derechos de los latinos, sobre todo de los migrantes dominicanos en Estados Unidos de América.

Asimismo, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), emitió un comunicado sobre las amenazas al cura belga defensor de los derechos de los migrantes haitianos, que señala "Estamos preocupados por las intimidaciones que sufrió el Padre Pedro Ruquoy, el 4 de noviembre anterior, en República Dominicana. El religioso fue recriminado verbalmente por el Secretario del Interior y Policí­a y director de Migración, Franklin Almeida quién le reclamó frente a un grupo de 25 periodistas el no haber interpuesto una querella en contra del coronel que lo habí­a amenazado de muerte.

"Posteriormente Almeida exhibió cartas que habí­an llegado al gobierno dominicano como parte de la campaña de Amnistí­a Internacional a favor del Padre Ruquoy y le dijo “eso indica una intención de ensuciar la imagen del paí­s†y le señaló que “tiene que pedir perdón por lo que ha hecho†.

"El padre es beneficiario de medidas provisionales, otorgadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, para proteger su vida. Estas fueron otorgadas el 18 de agosto del 2000, en esa fecha la Corte le ordenó al Estado de República Dominicana que adoptara, sin dilación, cuantas medidas fuesen necesarias “para proteger la vida e integridad personal del Padre Pedro Ruquoy†.

"CEJIL considera que los hechos sucedidos el 4 de noviembre en contra de Ruquoy constituyen un acto de abierta intimidación, que pone en riesgo la vida del religioso y su integridad personal. Asimismo, es preocupante que dicha intimidación provenga de un funcionario público, quien ocupa un cargo de alta responsabilidad en el gobierno. Esta acción se da en un contexto de extrema tensión con las comunidades haitianas y dominicanas de ascendencia haitiana, con las que el Padre ha trabajado durante años".

"Ante esta situación, el Padre Ruquoy disminuyó sus actividades por temor a ser agredido o incluso obligado a salir el paí­s", indica el informe del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL). [jls apr 18/11/2005 20:30]