Haiti
Articulos

Presidentes de R. Dominicana y Colombia apoyan permanencia en Haití de MINUSTAH


Añadió el Miércoles 9 de noviembre de 2005

Santo Domingo, 9 nov. 05 [AlterPresse] --- Los Presidentes de la República Dominicana y de Colombia, Leonel Fernández y Alvaro Uribe, respectivamente, apoyaron la permanencia en Haití de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), en una declaración conjunta que firmaron en el marco de la visita oficial que realiza a Colombia el mandatario dominicano.

Los mandatarios expresaron su preocupación por la situación que atraviesa la República de Haití y coincidieron en la urgente necesidad de que el pueblo haitiano se encamine hacia el anhelado estadio de paz y desarrollo a través de la reconciliación polí­tica, social y económica de ese paí­s.

Los dos jefes de Estado hicieron un llamado a toda la comunidad internacional y a los organismos multilaterales de financiamiento de mantener el compromiso de apoyo y financiero a la nación haitiana.

Además reiteraron su respaldo al multilateralismo y al papel de las Naciones Unidas en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, reafirmando el rol central que recae en la su asamblea general en su calidad de principal órgano de deliberación.

Al respecto, Leonel Fernández y Alvaro Uribe reafirmaron la disposición de sus gobiernos de colaborar con el fortalecimiento del sistema multilateral y destacaron el aporte que a través de la Misión de Acompañamiento del Proceso de Paz hace la Organización de Estados Americanos (OEA) a los esfuerzos de paz que adelanta el gobierno de Colombia y la presencia de las Naciones Unidas en Haití.

Además reafirmaron el compromiso de la Asociación de Estados del Caribe y reconocieron que este es uno de los mecanismos idóneos para garantizar una adecuada articulación de polí­tica en la región encaminada a asegurar el desarrollo armónico de ambos pueblos.

Asimismo, Fernández y Uribe, el primero de la República Dominicana y el segundo de Colombia, en la declaración conjunta, condenaron el narcotráfico y el terrorismo.

También expresaron su preocupación por el creciente ví­nculo entre el terrorismo y la delincuencia organizada.

Convencidos de la importancia, la utilidad del intercambio, de experiencia y de la cooperación para la planificación, el desarrollo y la ejecución de sus polí­ticas en el área de la defensa y concientes de que los delitos transnacionales constituyen una seria amenaza para la paz y la estabilidad regional, los presidentes se congratularon por la próxima suscripción del Acuerdo de cooperación militar y en materia de defensa entre la Secretarí­a de Estado de las Fuerzas Armadas de la República Dominicana y el Ministerio de Defensa de la República de Colombia.

De igual manera, expresaron su satisfacción por la próxima firma del Acuerdo Interinstitucional para la cooperación marí­tima entre la Secretarí­a de las Fuerzas Armadas, la Marina de Guerra de la República Dominicana y el Ministerio de Defensa Nacional y la Armada Nacional de Colombia, lo cual contribuirá aunar esfuerzos para contrarrestar y reducir las actividades ilí­citas en las áreas marí­timas jurisdireccionales a través de la coordinación de operaciones, intercambios de información y el suministro de capacitación, así­ como promover el desarrollo mutuo mediante la adopción de medidas comunes tendentes a preservar el medio marino y prevenir la explotación ilí­cita de esos recursos.

Fernández y Uribe también se felicitaron por la próxima firma de un acuerdo de cooperación técnica entre la Policí­a Dominicana y la colombiana para la asistencia en materia policial, así­ como la capacitación de oficiales dominicanos en las distintas disciplinas de seguridad pública.

Los jefes de Estado reiteraron su interés de seguir intercambiando policí­as, por lo cual 60 oficiales del cuerpo del orden dominicana viajarán a Colombia para participar en entrenamiento e intercambio de informaciones.

Reiteraron su respaldo al multilateralismo y al papel de las Naciones Unidas en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, reafirmando el rol central que recae en la su asamblea general en su calidad de principal órgano de liberación.

Ambos mandatarios mostraron inquietud por el fuerte aumento en los precios internacionales del petróleo, en especial por las consecuencias adversas en la economí­a de los paí­ses importadores de hidrocarburos como la República Dominicana. [jls gp apr 09/11/2005 00:10]