Haiti
Documentos

Norte - Sur : Movimientos sociales reafirman luchar contra dominacion de la deuda externa


Añadió el Lunes 3 de octubre de 2005

Declaración del Encuentro Sur-Norte de Resistencias y
Alternativas a la Dominación de la Deuda

Transmitido a AlterPresse el 2 de agosto de 2005

1. Cinco años después de la realización del primer
encuentro, En Dakar, Senegal, representantes de
movimientos sociales y campañas contra la deuda de 51
paí­ses, nos reunimos en La Habana, Cuba, del 28 al 30
de septiembre de 2005, para el II Encuentro Sur-Norte
“Resistencias y Alternativas a la Dominación de la
Deuda†. Conmemoramos el 20 aniversario de las
históricas reuniones que tuvieron lugar en La Habana y
que centraron la atención del mundo en la verdadera
naturaleza de la crisis de la deuda y fortalecieron la
resistencia al pago de la deuda esclavizadora.

2. Los movimientos, organizaciones y campañas aquí­
reunidos, provenientes del Sur y del Norte, acordamos
promover el reconocimiento internacional de los
pueblos y paí­ses del Sur como acreedores de las deudas
sociales, ecológicas, culturales y financieras del
Norte. Reclamamos a los gobiernos del Norte que
reconozcan estas deudas, acumuladas sobre la base de
sus polí­ticas de saqueo en violación de todos los
derechos humanos, incluyendo el derecho de la
soberaní­a y la auto-determinación.

3. La fuerza de la lucha contra la dominación de la deuda
se basa en los esfuerzos incesantes de las campañas
contra la deuda y los movimientos sociales de todo el
mundo. Afirmamos nuestro compromiso a trabajar juntos,
en solidaridad a través de campañas e iniciativas
tanto en el Sur como en el Norte, fortaleciendo
nuestros movimientos para revertir la enorme
injusticia histórica que nos ha llevado a encontrarnos
aquí­.

4. En 2005, reconocemos que los procesos acelerados de la
globalización sólo han extendido y exacerbado la
crisis de la deuda, uno de los peores flagelos que
aflige a la humanidad. Lejos de disminuir, el peso de
la deuda externa reclamada a los paí­ses del Sur
permanece como un gran obstáculo que limita su
desarrollo, forzándoles a pagar intereses a los paí­ses
e instituciones enriquecidas, en vez de invertir en
los derechos y las prioridades de sus pueblos. Las
iniciativas de esos mismos paí­ses e instituciones,
tales como la Iniciativa HIPS, no han resuelto esta
situación grotesca. Al contrario, sus polí­ticas y
acciones han incrementado el endeudamiento y la
desigualdad de todas las partes.

5. La deuda es utilizada como un instrumento de control
sobre los paí­ses explotados y empobrecidos.
La dominación de la deuda debe terminar urgentemente.
La injusticia y la pobreza provocadas por la deuda deben
terminar y sus consecuencias reparadas.
La expoliación de los recursos naturales y la
explotación de los pueblos, mecanismos impuestos para
garantizar el pago de la deuda externa, deben terminar.
La utilización de la deuda para imponer polí­ticas tales
como el neoliberalismo sobre los paí­ses del Sur, debe
terminar.
El comercio injusto debe cesar, incluyendo los
denominados tratados de libre comercio que provocan el
endeudamiento creciente y la pérdida de control sobre
las riquezas naturales y la soberaní­a nacional. Las
relaciones entre los paí­ses deberán basarse en la
justicia, y el respeto a los derechos humanos y no en la
opresión, la militarización y la guerra.
Hay que anular inmediatamente toda la deuda ilegí­tima,
injusta e impagable del Sur. Esta anulación no debe
estar ligada a condicionalidades impuestas desde el
exterior. Alentamos el repudio de la deuda y seremos
solidarios con los gobiernos que decidan tomar ese
camino.

6. Los gobiernos, trasnacionales e instituciones como el
FMI, BM y OMC enriquecidos deben aceptar la
responsabilidad por el saqueo de los paí­ses del Sur,
por crear y perpetuar la crisis de la deuda y en
especial, por la deuda odiosa. Dada la explotación
histórica y actual de los paí­ses del Sur, las injustas
relaciones financieras, económicas y polí­ticas entre
quienes son explotados y quienes explotan, y la
devastación ecológica impuesta en el Sur a través de
los gobiernos y los intereses comerciales del Norte,
es incuestionable que el Norte debe al Sur.

7. El Encuentro Sur-Norte “Resistencias y Alternativas a
la Dominación de la Deuda†manifiesta su
agradecimiento a Cuba por la generosa colaboración
para la realización de este Encuentro. A la vez hace
un llamado al gobierno de los Estados Unidos para que
reconozca la deuda incurrida contra la nación cubana,
ocasionada por el ilegal e inmoral bloqueo así­ como
por otros actos de agresión por parte del gobierno
estadounidense.

8. A la vez que reafirmamos nuestra convicción acerca de
la urgencia de superar la dominación de la deuda,
reconocemos que ella sola no basta. Resulta
indispensable promover simultáneamente el diseño de
polí­ticas económicas y sociales integrales que
promuevan el respeto y el desarrollo de nuestros
pueblos y naciones y la construcción de esas
alternativas.

No debemos, no pagamos !

La Habana, Cuba - 30 de septiembre de 2005