Haiti
Articulos

R. Dominicana / Haití

Presidente dominicano, Leonel Fernández, afirma Estado Haitiano no existe, tratan de crearlo


Añadió el Lunes 25 de julio de 2005

Santo Domingo, 24 de julio 05 [AlterPresse] --- El Presidente de la República Dominicana, vecina de Haití, afirmó hoy que el Estado Haitiano no existe, de ahí­ que sí­ le cabe el calificativo de fallido y rechazó que el Estado Dominicano esté en fase de construcción como el haitiano y por el contrario expresó que las instituciones dominicanas funcionan distinto a las de Haití.

Fernández dijo que la tarea de los dominicanos es fortalecer las instituciones estatales, a fin de crear un Estado democrático aunque admitió que toda democracia en proceso de fortalecimiento se avanza con debilidades, pero dijo las instituciones dominicanas sí­ funcionan distinto a las haitianas donde ahora se está en camino de construir un Estado.

“El objetivo estratégico y polí­tico nuestro es el fortalecimiento de un estado democrático de derecho que existe con debilidades, pero existe. En el caso de Haití se trata de crearlo, entonces no puede haber soluciones conjuntas cuando hay realidades distintas. Allí­ se trata de crear un Estado que no existe, aquí­ se trata de fortalecer las instituciones de un Estado que sí­ existe", expresó el mandatario en su programa de televisión “Agenda del Presidente.

El Mandatario explicó que un estado es fallido cuando el gobierno pierde el control fí­sico de su territorio o carece del monopolio en el uso legí­timo de la fuerza y citó como otros indicadores, la erosión de la autoridad para tomar decisiones colectivas, o la incapacidad para proveer servicios públicos razonables, así­ como la pérdida de capacidad para interactuar en relaciones formales con otros estados como miembro en pleno de la comunidad internacional.

Fernández rechazó las comparaciones hechas por la Fundación para la Paz y la revista Foreing Policy para declarar al paí­s como un Estado fallido conjuntamente con Haití. El mandatario dominicano dijo que la República Dominicana no puede medirse o compararse con Haití donde si hay un Estado que no funciona por eso si es fallido pero la nación dominicana las estructuras estatales funcionan adecuadamente aunque con limitaciones.

Leonel Fernández sostuvo que las dos instituciones, la Fundación para la Paz y la revista Foreing Policy , han exagerado y magnificado la conceptualización de Estado fallido en la que colocaron a la República Dominicana.

Explicó que “un Estado es fallido cuando su gobierno pierde el control fí­sico de su territorio o carece del monopolio en el uso legí­timo de la fuerza y citó como otros indicadores, la erosión de la autoridad para tomar decisiones colectivas, o la incapacidad para proveer servicios públicos razonables además la pérdida de capacidad para interactuar en relaciones formales con otros estados como miembro en pleno de la comunidad internacional†, indicó

"El objetivo estratégico y polí­tico nuestro es el fortalecimiento de un Estado democrático de derecho que existe con debilidades, pero existe. En el caso de Haití se trata de crearlo, entonces no puede haber soluciones conjuntas cuando hay realidades distintas. Allí­ se trata de crear un Estado que no existe, aquí­ se trata de fortalecer las instituciones de un Estado que sí­ existe", expresó el Jefe de Estado Dominicano en su alocución dominicana por una amplia cadena de radio y televisión.

“Explicó que Haití tiene un Gobierno transitorio, con una fuerza de las Naciones Unidas, la Minustah, la presencia de varios paí­ses que son los que garantizan el control de ese territorio y donde existe la incertidumbre si fueran abandonados por las tropas establecidas allí­, razón por la que sí­ es un Estado fallido, porque es un organismo internacional que ha encontrado el apoyo de la sociedad haitiana para que estar allí­â€ .

"Sí­ debo advertir que esta es la lí­nea de pensamiento de algunos de los tanques de cerebros que operan en Estados Unidos y en Europa y la importancia que hay que conferirle a eso es que los tanques de cerebros formulan las lí­neas de pensamiento que posteriormente se convierten en polí­ticas públicas†, destacó Fernández. [jls apr 25/07/2005 09:53]