Haiti
Articulos

República Dominicana / Haití

Organizaciones de la sociedad civil dominicana llaman a la sensatez ante los brotes xenofobitos


Añadió el Domingo 22 de mayo de 2005

Santo Domingo. 22 mayo 05 [AlterPresse] --- Un conjunto de organizaciones de la sociedad civil de la República Dominicana, vinculada a la defensa de los derechos humanos y al trabajo con migrantes haitianos/s expresaron su preocupación por los brotes xenofobitos que se han desatado contra parte de la comunidad haitiana y llamaron a la calma y la sensatez.

Movimiento Socio Cultural para los Trabajadores Haitianos
(MOSCTHA), el Comité Dominicano de los Derechos Humanos (CDH), el
Grupo de Investigación para la Acción Comunitaria (GRIPAC) y la
Asociación Pro-Desarrollo de la Mujer y Medio Ambiente
(APRODEMA), expresaron que el momento se presta para que haya una profunda reflexión sobre lo que ha estado ocurriendo en las comunidades fronterizas del Norte y Noreste de la República Dominicana y en Enriquillo, en el Suroeste, donde trabajadores haitianos, dominicos-haitianos y dominicanos han sido agredidos, sus derechos civiles violados y repatriados forzadamente Haití.

“Igual que nosotros, estamos seguros que la población de sentimientos cristianos y humanitarios está profundamente consternada ante el creciente brote de acciones abusivas y claramente delincuenciales cometidas contra inmigrantes haitianos y todo aquel que se pueda parecer a raí­z del vil asesinato de la señora Maritza Núñez y heridas graves a su cónyuge Domingo Antonio Luna†, expresan las organizaciones dominicanas que condenaron los hechos que se han estado produjeron entorno a las repatriaciones masivas de haitianos/as, la pasada y esta semana que recién concluye.

Indican las entidades de la sociedad civil dominicana que es condenable “el asesinato de cualquier ser humano y en el caso que nos ocupa exigimos el esclarecimiento y sometimiento a la justicia de los culpables, no importa su nacionalidad†.

Sin embargo, MOSCTHA, CDH, GRIPAC y APRODEMA expresan que de la misma forma que condenan el asesinado de una persona con la misma “fuerza rechazamos que este hecho sea tomado como pretexto para desencadenar una ola de agresiones contra personas inocentes y trabajadoras, usando también el argumento de la residencia ilegal†.

“Bandas de delincuentes (no este pueblo noble y hospitalario) azuzados por falsos nacionalistas, han violentado las viviendas de haitianos/as que residen en nuestro paí­s, agrediéndolos y robando las pertenencias que tanto les costó conseguir†, indica una declaración de prensa de las organizaciones dominicanas.

Las autoridades, en vez de defender la integridad fí­sica y los derechos humanos de estas personas, expresan, “la han emprendido en su contra aplicando las llamadas deportaciones masivas de ilegales violando las más elementales normas del procedimiento†, indican.

“En muchos casos no se les ha permitido recoger sus pertenencias, han llovido las denuncias de deportaciones nocturnas, niños han quedado sin sus padres, mujeres y ancianos han sido golpeados, ente otras acciones que riñen con el respeto y la dignidad†, sostienen.

De igual manera rechazaron las deportaciones de dominicanos y dominicanas a quienes se les ha destruido los documentos que prueban irrefutablemente su nacionalidad, “en ocasiones haciendo burlas ante el reclamo señalándoles que hagan una llamada telefónica desde Haití a nuestra Junta Central Electoral. Con esas acciones se está poniendo en alto riesgo la vida y la seguridad de los mismos†.

La declaración de prensa a la que estuvo acceso la redacción de Alterpresse en Santo Domingo está firmada por Joseph Cherubin, director ejecutivo del MOSCTHA, el presidente de los de derechos humanos, Virgilio Almánzar
Elvis Soto, del GRIPAC e Inoelia Remy, directora de de APRODEMA.

Expresaron que “es de justicia no hacerles a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros. Recordemos que migrantes dominicanos están diseminados por toda la geografí­a mundial, incluyendo nuestra vecina Haití†.

Recordaron que “también Haití y la República Dominicana comparten una misma isla, lo que nos hermana. Serí­a más ganancioso para ambas naciones desarrollar relaciones de cooperación y fraternidad, en vez de sembrar la discordia†y llamaron a la “cordura y la sensatez para que las pasiones desbordadas no se conviertan en una avalancha de acciones xenofobicas que incontrolablemente nos arrope en una vorágine de violencia†.

MOSCTHA, CDH, GRIPAC y APRODEMA dejaron constancia de que reconocen el derecho que tiene cualquier Estado de repatriar a cualquier extranjero que viole sus reglamentos, “pero dicho proceso debe hacerse respetando la dignidad de ser humano, las leyes nacionales y los convenios internacionales que en caso del Estado Dominicano es signatario. [jls apr 22/05/2005 20:30]