Haiti
En la prensa dominicana

Niños, primeras víctimas de inundaciones en Haití


Añadió el Viernes 4 de junio de 2004

- Sugiere construir represa entre RD y Haití

El director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), ingeniero Silvio Carrasco, planteó que en lo que se establecen todas las causas que provocaron el desbordamiento del rí­o Soliette, se construya una presa entre República Dominicana y Haití, para controlar la corriente.

Sugirió que para el financiamiento, que calculó en 50 millones de dólares, se busque la solidaridad internacional.

Carrasco informó que técnicos dominicanos y haitianos estudiarán de manera conjunta el problema del rí­o Soliette y su cuenca que amenazan la seguridad de los pueblos Fonvered y Jimaní­, para planteárselo a la comunidad internacional que quiere ayudar.

"Una cuenca que es mediana, de 152 kilómetros cuadrados, requiere una inversión millonaria para poder solucionar ese problema. No de un perí­odo de gobierno ni de un murito de contención arriba, es un problema capital que hay que manejarlo en toda la cuenca", sostuvo Carrasco.

Explicó que la acumulación de más de 148 milí­metros de lluvia, que generó una corriente de 150 metros cúbicos de agua por segundo en una montaña de 2 mil metros sobre el nivel del mar, deforestada y con una cuenca de 150 kilómetros cuadrados dominada por el rí­o Soliette, pudo haber sido la causa que provocó el desbordamiento del rí­o, que mató en Jimaní­ por los menos 394 habitantes, la madrugada del 24 de mayo. El Nacional de Ahora Pag. 5. 4/6/2004

- Niños, primeras ví­ctimas de inundaciones en Haití

Miles de niños haitianos han quedado sin hogar ni familia.

Afectados por la pobreza y la falta de educación escolar, los niños de Haití suelen ser las primeras ví­ctimas de los desastres que afectan al paí­s. Las recientes inundaciones no fueron una excepción.

Debilitados por una desnutrición endémica y sin saber cómo nadar, se cree que casi la mitad de las 1,700 ví­ctimas de las inundaciones de la frontera de Haití y República Dominicana eran niños.

Las madres lloraban sobre pequeños ataúdes en las calles llenas de barro de la ciudad fronteriza dominicana de Jimaní­ la semana pasada, dando cuenta de las ví­ctimas de los torrentes de agua que hicieron desaparecer tres vecindarios de chozas de madera construidas por migrantes haitianos.

Los pequeños cadáveres se encontraban entre las ví­ctimas enterradas en tumbas masivas de Jimaní­. Unas 500 personas fallecieron del lado dominicano.

En Haití, en cambio, las agencias de ayuda humanitaria aún intentaban el jueves rescatar a los pequeños sobrevivientes en los poblados más afectados, 10 dí­as después del desastre.
’’Ellos (los niños) son los más vulnerables en esta emergencia’’, expresó Inigo í lvarez, portavoz del Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

’’La crisis no ha terminado para miles de familias que aún no han sido localizadas’’, manifestó Mike Kiernan, portavoz de la organización Save the Children (Salven a los niños). El Listí­n Diario/El Mundo 3/6/2004/ Gran tragedia/

- Ministros salud RD y Haití se reúnen tras el desastre

Santo Domingo. Los secretarios de salud haitiano y dominicano se reunirán mañana en la tarde en Jimaní­, a sugerencia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Hasta ahora, los gobiernos haitiano y dominicano no han mantenido ninguna coordinación para enfrentar los desastres dejados por las inundaciones. Esto a pesar de que parte de la ayuda europea llega en conjunto para ambas naciones.

Desde la iglesia católica de Jimaní­, sin embargo, ha salido la inquietud de compartir parte de la ayuda recibida con las comunidades haitianas vecinas, como Fond Verettes.

Representantes de Naciones Unidas que colaboran con Jimaní­ en la organización de la distribución de la ayuda se mostraron dispuestos a facilitar
la coordinación entre los paí­ses. Diario Libre Pág. 7. 3/6/2004.