Documents

Reporte sobre repatriaciones y trafico de personas migrantes en Republica Dominicana


vendredi 26 avril 2002

Elaborado por el Servicio Jesuita a Refugiados
Corespondientes a los meses de enero a marzo del 2002

I.- CONTEXTO :

El inicio del presente año estuvo marcado por repatriaciones de grandes flujos de personas migrantes realizadas por miembros del Ejército Nacional y personal de Migraciones. Como en otras ocasiones, estas repatriaciones fueron masivas, llegando a 4.933 en el perà­odo que cubre el presente informe. En muchos de estos casos no se respetaron las garantà­as del debido proceso. Sin embargo, debemos reconocer que, con relación a prácticas de repatriación anteriores, éstas fueron menos violentas.

El 16 de enero, atendiendo a una invitación del Presidente Hipolito Mejia, Jean Bertrand Aristide, Presidente de la República de Haití, acompañado de una delegación, realizó una visita oficial a la República Dominicana. Ambos presidentes emitieron una declaración conjunta, en la cual se contempló la necesidad de realizar una profunda revisión de los temas de agenda bilateral en el área migratoria, entre otros. Enfatizaron la importancia de promover la aplicación plena y efectiva de los DDHH y las libertades fundamentales en sus respectivos paà­ses. Asimismo, acordaron poner en práctica, a partir del 4 de marzo, un proceso para documentar a sus nacionales. Y, ratificaron su apego a los términos del Protocolo de Entendimiento sobre los Mecanismos de Repatriación suscrito el 2 de diciembre de 1999 por delegados de ambos paà­ses, el cual establece el procedimiento para ejecutar las repatriaciones entre la República Dominicana y la República de Haití.

En ese mismo mes, representantes de los paà­ses miembros de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), en ocasión del seminario sobre Modernización de la Gestión Migratoria y Cooperación Fronteriza, enfatizaron la importancia de actualizar la legislación migratoria de los paà­ses miembros de la CRM a fin de que se ajuste a la realidad migratoria de la región. Y, se reconoció los beneficios de la participación de la sociedad civil en los procesos de formulación de polà­ticas migratorias.

En febrero se dio a conocer el informe sobre la situación de los derechos humanos en República Dominicana elaborado por el Departamento de Estado de USA. Este informe ocasionó reacciones diversas por parte de miembros de las organizaciones no gubernamentales y miembros del gobierno. En el tema migratorio, este informe hace referencia a las repatriaciones, condiciones de vida en los bateyes, refugiados y ejecuciones extrajudiciales, entre otros.

El 19 de marzo, dando continuidad al caso de expulsión de nacionales haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana seguido ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, se firmó un Acta de Entendimiento entre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Estado de la República Dominicana y los Peticionarios del caso 12.271 sobre las medidas provisionales a favor de los haitianos y dominicanos de origen haitiano de la República Dominicana. Se conformó un Comité de Impulso que tendrá por objetivo realizar las gestiones necesarias a fin de promover y facilitar la ejecución de las medidas provisionales ordenadas por la CIDH.

La conformación de dicho Comité generó reacciones adversas, incluso por parte de la jerarquà­a eclesial, en contra de organismo internacionales a quienes se les acusó de injerencia en asuntos internos y se tildó al Comité de Impulso como un atentado contra la soberanà­a nacional. En medio de este ambiente hostil, fue resometido ante el Congreso de la República el Anteproyecto de Ley de Migración.

A nivel internacional, se comenzó a conocer el acuerdo migratorio firmado entre República Dominicana y el gobierno español. Organizaciones que trabajan con emigrantes dominicanos en España han criticado este acuerdo y cuestionado el papel del gobierno dominicano, a quienes se les acusa de no brindar la debida protección a los nacionales en territorio español. Por su parte, el gobierno dominicano ha manifestado que este acuerdo favorecerá a que las personas que emigren lo hagan de manera regular y con un contrato de trabajo. Para el gobierno dominicano este acuerdo es un gran logro, sobretodo si se considera que en España hay más de 27 mil dominicanas/os, sin contar las/los "irregulares" que se desempeñan en servicios básicos : domésticos, turà­stico, hostelero, etc.

II.- REPATRIACIONES Y/O DEPORTACIONES :

A.- INTERCEPCIà“N :

Durantes estos tres meses las personas migrantes fueron interceptadas, principalmente, por miembros del Ejército Militar en las comunidades de Santiago, La Vega, Manzanillo, Matas de santa Cruz, Copey, Santiago Rodriguez, Loma de Cabrera, Mao, Dajabón. Los miembros del Ejército Nacional no se preocuparon en revisar la documentación necesaria para verificar la condición migratoria de las personas.

Se ha enfatizado que la paz, la seguridad de la ciudadanà­a y el control fronterizo son prioridades para los militares y para la Policà­a Nacional, como medio de concretar esta prioridad se ha redoblado la vigilancia en la zona fronteriza debido a "la amenaza socioeconómica y ecológica que representa el ingreso al territorio dominicano de miles de haitianos ilegales", según las declaraciones realizadas al Listà­n Diario por Secretario de las Fuerzas Armadas Teniente General José Miguel Soto Jiménez el 13 de febrero del presente año.

B.- DETENCIà“N :

Sin previamente haber verificado la condición migratoria de las personas migrantes, personal del Ejército Militar procedió a detener a inmigrantes en territorio dominicano, las subió en camiones del Ejército y las trasladó, posteriormente, a la cárcel de Dajabón, comúnmente conocido como La Fortaleza, en donde fueron recluidos conjuntamente con personas detenidas por la comisión de delitos comunes.

El tiempo de detención sólo es para proceder a realizar las anotaciones en el libro correspondiente, para luego poner en conocimiento de la oficina de migraciones. A las personas que fueron detenidas en lugares distantes a la zona fronteriza de Dajabón, no se les brindó alimentos durante todo el recorrido. Asimismo, cabe señalar, que no existió proceso alguno en donde la persona detenida pueda ejercer el derecho de defensa y por el contrario se le decomisaron sus bienes, los mismos que no les fueron devueltos en ningún momento.

La práctica de detención de forma arbitraria realizada por miembros del Ejército Nacional, principalmente de inmigrantes haitianos, es común en República Dominicana, como lo han señalado constantemente los grupos que trabajan en Derechos Humanos.

Asimismo, ha continuado la detención de migrantes chinos y cubanos que intentan viajar a territorio norteamericano. Algunos de ellos intentaban viajar a los EEUU como polizones en un avión carguero, y otros lo intentaron con pasaportes falsos. Fueron detenidos por personal de la Dirección General de Migración y el Departamento Nacional de Investigaciones.

C.- REPATRIACIà“N :

Las repatriaciones realizadas por la zona norte, Dajabón, se incrementaron notablemente. Según informaciones ofrecidas por el Ejército Nacional, del 03 al 08 de enero se produjeron 2,051 repatriaciones. Entre las personas repatriadas se encuentran mujeres, niños/as y recién nacidos. El número total de repatriados durante el mes de enero por el Ejército Nacional fue de 3,742 personas. Del total de repatriados hubo un aproximado de 247 mujeres y 135 niños. A esta cifra hay que añadir varios grupos que fueron repatriados directamente por la oficina de migración. Estas personas fueron repatriadas después de las 5:15 p.m. por las aguas del rà­o Masacre.

Durante las repatriaciones realizadas en el mes de enero se han producido separaciones de unidades familiares como el caso de los señores Annielle Fortune y Abner Borgella, quienes fueron repatriados el 28 de enero dejando abandonada a su hija Abnis Borgella de 3 años de edad en la comunidad de Mao.

A las personas repatriadas no les ha entregado ningún documento que explique los motivos por los cuales se les ha repatriado. No se les da dado oportunidad para ejercer su derecho a la defensa y no se ha efectuado proceso alguno que permita al sujeto argumentar y demostrar su condición de estancia en el paà­s. Asimismo, las listas de las personas sujetas a repatriación no son entregadas oportunamente al Cónsul de Haití en Dajabón, Sr Jean Baptiste Bien-Ame.

En el grupo de repatriados en el mes de enero se encontraban 11 personas que portaban documentos legales, con visado vigente. Otras 10 personas fueron repatriadas debido a que no pudieron acreditar un permiso para trabajar. Los pasaportes de estas 10 personas se depositaron en la oficina de Migraciones de Dajabón.

En el mes de febrero según informes suministrado en la Fortaleza Beller (cárcel) de Dajabón fueron apresados y luego repatriados hacia Haití, a través de Migración, 965 personas, los cuales fueron apresados por miembros del Ejército Nacional. Del total de personas repatriadas, 123 fueron mujeres y 60 niños de diferentes edades, los demás fueron hombres, en su mayorà­a jóvenes. El traslado desde La Fortaleza hasta el punto fronterizo de repatriación se realizó a pie y en vehà­culos del Ejército Nacional.

Durante el mes de marzo fueron repatriados 246 personas. Debemos señalar que hay un buen grupo de haitianos que son interceptados por miembros del Ejército Nacional en los dà­as de mercado en Dajabón , los suben a los camiones del Ejército Nacional, los trasladan a la cárcel y, al final del dà­a, los devuelven a Haití.

D.- RECEPCIà“N :

Las personas repatriadas por el gobierno dominicano no son recepcionadas por las autoridades haitianas. El cónsul haitiano no recibe la lista de las personas que van a ser repatriadas y tampoco está presente en el momento en que se producen las repatriaciones debido a que éstas se realizan pasado las 5:00 p.m., fuera de horario de oficina. Esto ha ocasionado que las personas repatriadas se vean obligadas a deambular por las calles de Ounamenth - Haití debido a que no existe un programa de apoyo al repatriado que les permita llegar a su lugar de origen. Algunas de estas personas han buscado ayuda en la iglesia local o en instituciones que trabajan en derechos humanos, como es el caso de la oficina de Solidarité Fwontalye, Servicio Jesuita a Refugiados. Los lugares de origen de estas personas son variadas : Gonaives, Artibonite, Hinche, Wanament, Cabo haitiano, Mont-organise, Ferye.

En cuanto a la recepción de los deportados dominicanos, el gobierno está intentando un programa de reinserción, incluso el departamento de Psicologà­a de la Policà­a Nacional solicitó a la Secretaria de Educación que diseña un programa de educación para reinsertar a numerosos dominicanos con edades de entre 16 y 20 años, sin ninguna preparación, que están siendo deportados desde los EEUU. Aquà­ debemos señalar que República Dominicana ocupó el segundo lugar con más ciudadanos deportados de EEUU por razones criminales en el año 2001 y la cuarta casilla por motivos generales en el mismo perà­odo entre 22 paà­ses latinoamericanos y caribeños con más repatriados. Los deportados por razones criminales han estado cumpliendo penas por la comisión de delitos de homicidio, narcotráfico, asaltos, violaciones sexuales y falsificaciones de escrituras federales durante su permanencia en territorio estadounidense.

El número de dominicanos repatriados desde puerto Rico desde 1990 hasta el 2001 fue de 37,534, de los cuales el 85% llegó a Puerto Rico en yola, y el restante 15% cumplió condena por actos delictivos, según informó el periódico El Caribe el 14 de marzo.

Según el periódico Hoy del 5 de marzo, decenas de dominicanos que han sido deportados de los Estados Unidos denunciaron que la empresa Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (AERODOM) les coloca sus fotografà­as con el calificativo de "deportados" lo que impide que puedan reinsertarse en el que hacer social del paà­s. El 7 de marzo fueron deportados 40 ex convictos, 26 de ellos vinculados al tráfico de estupefacientes.

III.- TRà FICO DE HUMANOS :

El tráfico de humanos en la frontera dominico-haitiana ha continuado siendo una actividad ilà­cita y rentable para las personas que participan en ella. Es común ver a diario a motoristas y choferes de guagua que se dedican a este negocio ilà­cito Durante este perà­odo hubieron 6 muertos y 33 personas heridas, resultado de actividades relacionadas con el tráfico de humanos.

Los haitianos son reclutados en Haití por redes integradas por personas dominicanas y haitianas. En la mayorà­a de los casos, son los nacionales haitianos quienes se encargan de hacer el primer contacto con las personas y luego proceden a contactarlos con los otros miembros de la red de traficantes. Estos últimos esconden a las personas en lugares estratégicos en las zonas de Dajabòn, tales como El Mango, Disco Estudio 44, La Fe, El callejón de la Bomba y la Calle Ancha , y en horas de las madrugadas los trasladan, a través de carreteras y callejones de la zona, a otros pueblos del paà­s, como Santiago, Cutupú o Santo Domingo.

Entre las personas dedicadas a este negocio están : Papito Grullon y "Jonny" quienes utilizan como medio de transporte una camioneta, mientras otros como "El Mayor" y "Antonito" utilizan motoconchos. También están personas conocidas como "Chichi", "El Pinto" y "Diógenes".

El 11 de enero, en la comunidad de Carbonera, una camioneta marca NISSAN de color blanco, que transportaba haitianos de manera irregular, en circunstancias en que era perseguido por miembros del Ejército Nacional, sufrió un accidente en el cual murió el chofer, Domingo Antonio Batista, de 23 años, dominicano que residà­a en la comunidad de Lagunas de Salas, Mao Valverde. Este hecho ocurrió a las 2:30 de la mañana y resultaron 17 haitianos heridos.

El 3 de febrero, en Boca de Mao, una camioneta que transportaba haitianos de manera ilegal estaba siendo perseguida por personal del Ejército Nacional, se desvió del camino y chocó contra un árbol. Consecuencia de este hecho resultaron tres muertos : dos haitianos, un dominicano. Asimismo, hubieron 15 haitianos heridos además del chofer del vehà­culo, los mismos que fueron conducidos al hospital Luis L. Bogar de Mao y al Hospital Cabral y Baez, Santiago.

En el mes de marzo murieron 2 personas. El 13 de marzo, entre las 11:30 p.m. y 12 de la medianoche, dos haitianos (Marcelo José y Juanito Seido) fueron heridos y abandonados en una calle de Dajabón por una camioneta de color amarillo, según informan los vecinos del lugar. Marcelo José murió en el hospital de Dajabón y Juanito Seido fue dado de alta al dà­a siguiente. Según declaraciones de Juanito Seido, ellos pagaron $ 700 pesos dominicanos cada uno a "Chichi" para ser llevados Santiago y Moca. Informa, también, que en la camioneta iban 13 haitianos.

El segundo hecho ocurrió el 19 de marzo, cuando fue encontrado muerto el joven conocido como "Pinto", residente en la comunidad de Aminilla, Municipio de Partido. Según informaciones de los vecinos y ONGs del lugar, "Pinto" se dedicaba al tráfico de haitianos y, anteriormente habà­a sido apresado por el Ejército Nacional.

Asimismo, la Marina de Guerra el 28 de enero en Uberos de Boca de Yuma detuvo a 13 personas, entre ellas 3 chinos, que se encontraban en espera de una embarcación que los transportarà­a a Puerto Rico. En marzo, apresó 58 personas que se disponà­an viajar clandestinamente a Puerto Rico, entre ellas 20 que iban en una lancha rápida y que fue interceptada en las proximidades de la isla Saona. Los apresados fueron conducidos al departamento de inteligencia M-2 en Santo Domingo. Además del apresamiento de estas 58 personas, oficiales del M-2 frustraron la salida de 15 viajes ilegales hacia Puerto Rico. Los operativos fueron en Boca de Yuma, Miches, Sabana de la Mar, La Romana, San Pedro de Nacoris, Isla Saona, Juanillo, El Cortecito (región este)

Santo domingo, 25 de abril del 2002.