Haiti
Articulos

Republica Dominicana : Repatriación

Drama de mujer haitiana que fue separada de su hijo recién nacido


Añadió el Martes 10 de febrero de 2004

Correspondencia

Por José Luis Soto

Santo Domingo, 10 fev. 04 [AlterPresse] --- El drama de un niño haitiano separado de su madre de apenas un mes y 15 dí­as se vive en el Hospital Regional José Marí­a Cabral y Báez, de la provincia de Santiago de los Caballeros donde enfermeras, médicos y personal de apoyo se han hecho cargo del infante, constató AlterPresse.

Enfermeras y pediatras del Hospital Cabral y Báez tienen un hijo en común. Lo bautizaron como Pablo Arismendy y desde hace dos meses ocupa una de las cunas de la sala de neonatologí­a a la espera de que su madre lo reclame.

El nombre de la madre no podido ser precisado pero se sabe que ella fue apresada por miembros de la Dirección Nacional de Migración en la calle Sabana Larga esquina 27 de Febrero donde pedí­a limosna, durante una redada contra los haitianos que viven ilegal en la República Dominicana.

Un niño de un mes y 15 dí­as de nacido y de descendencia haitiana quedó desamparado al ser abandonado por su madre, durante el proceso de deportación hacia Haití.

El bebé, que goza de buena salud, fue dejado en la puerta del Hospital Regional José Marí­a Cabral y Báez, y de inmediato se le brindó asistencia, informó el doctor Daniel Rivera, director del hospital. El infante recibe las atenciones indicadas en una sala especial del centro de salud.

Las enfermeras, galenos y personal de apoyo del Hospital Cabral y Báez hacen contactos con varias instituciones de apoyo a los migrantes haitianos para ver si se hacen cargo del recién nacido. La Comisión de Amparo, es una entidad que suele asumir la custodia de los niños en casos como éstos no tengan padres o hayan sido abandonados.

En el centro asistencial se dijo que la madre decidió dejar él bebe frente al hospital al darse cuenta de su inminente. La pobre mujer, contaron otros de los haitianos que lograron burlar las autoridades policiales, que ella antes de ser montada en uno de los camiones que la llevarí­a a la frontera norte optó por dejar abandonado el niño en la puerta del hospital.

En el Hospital José Maria Cabral y Báez de Santiago en lo que va de final del año pasado y el del 2004, cinco niños y niñas han sido abandonadas por madres, debido a la imposibilidad de poderlos alimentar y ofrecerle seguridad sanitaria y educativa. [jls apr 10/02/2004 23:00]