La Caraibe en un coup d’oeil

República Dominicana : Termina huelga general con saldo de 8 muertos, decenas de heridos y más de 500 presos


vendredi 30 janvier 2004

Colaboración especial

Por José Luis Soto

Santo Domingo, 30 ene. 04 [AlterPresse] --- La huelga general por 48 horas que afectó a la República Dominicana, concluyó hoy viernes a las 6 de la mañana con un saldo negativo de 8 muertos, decenas de heridos y más de 500 presos, según información procesada por AlterPresse.

Las dos últimas muertes ocurrieron en el populoso sector de Capotillo, escenario de violentos choques entre agentes policiales y simpatizantes del paro, donde fue abatido de balas el dirigente popular José Vásquez Castro (Joselito), de 24 años. Joselito era dirigente del Comité de Acción Popular (CAP) y del Partido Nueva Alternativa, de izquierda.

En San Francisco de Macorà­s fue asesinado San Francisco de Macorà­s, Willy Reyes Paulino, de 22 años, también en medios de protestas en apoyo a la huelga. Los enfrentamientos aquà­ se convirtieron en un campo de batalla a tiros entre manifestantes y agentes policiales que dejó una persona muerta y varios heridos. Los enfrentamientos se mantenà­an todavà­a hasta altas horas de la noche del jueves. También en Bonao, Clemente Reynoso, miembro de la comisión ejecutiva del Partido Nueva Alternativa, murió de tres balazos Las otras cinco personas resultaron muertas en el primer dà­a de paro.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones Populares, Sindicales y Choferiles, levantó el paro a las 6:00 AM del viernes 30 de enero. Antes advirtió que nuevas y más contundentes protestas se van a producir en el paà­s en las próximos semanas en la República Dominicana.

La entidad deploró la represión desatada por la seguridad del estado, reclamó la liberación de mas de 500 personas detenidas durante la jornada huelgarà­a y acusó a las autoridades de mantener detenidas algunas personas que resultaron heridas durante enfrentamientos de apoyo al paro.

La protesta de dos dà­as dejó a miles de dominicanos sin transporte, las actividades educativas no funcionaron, el comercio acogió la protesta y los distintos sectores empresariales no rechazaron la convocatoria y solo se limitaron a exhortar a los convocantes a realizar la protesta pacà­ficamente.

Asimismo, previo al paro de 48 horas, la Conferencia del Episcopado Dominicano, dio a conocer un Carta Pastoral a destiempo, criticando la polà­tica económica del gobierno y exhortándolo a tomar medidas económicas a favor de las grandes mayorà­as empobrecidas de la población y pidieron los obispos dominicanos realizar el paro pacà­ficamente.

27 mil agentes de la Policà­a Nacional dominicana fueron lanzadas a las calles para evitar la ocurrencia de manifestaciones de apoyo a la protesta. Miles de efectivos de las Fuerzas Armadas, también apoyaron en esas tareas a los policà­as dominicanos, pero la población que apoyó el paro dio una lección al gobierno y a los organismos de inteligencia, quedándose mayoritariamente en sus hogares.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones Populares, Sindicales, Choferiles y Campesinas, que llamó a la jornada huelgarà­a, calificó la finalización de la protesta de un plebiscito de la sociedad dominicana que apoyo la protesta contra la polà­tica económica Neoliberal del gobierno de Hipólito Mejà­a, que rechaza la firma de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y que reclama mejorà­as saláriales en un 100 por ciento, la rebaja y congelación de los principales productos de la canasta familiar y una reducción de los precios de los combustibles. [jls 30/01/2004 10:40]